TOMATES DE INTERSEMILLAS “Tus aliados para controlar al Rugoso”

La casa de semillas española presenta este año dos nuevos tomates rama, dos peras y un beef rosa, todos ellos de gran calidad y excelente postcosecha. Cinco variedades para controlar al rugoso.

Intersemillas sorprende esta campaña introduciendo en el mercado nada más y nada menos que cinco nuevas variedades de tomate, y todas ellas con resistencia al virus del rugoso (ToBRFV).
Jimena (T-12720) y Mesnada (T-12719) en rama, Alcaraz (T-12724) y Ferrero (T-12722) en pera, y el beef rosa Roisin (T-12698) son sus novedades; todas ellas, variedades de ciclo largo, para trasplantes a partir de principios de agosto, y con una gran sanidad de planta combinada con un completo paquete de resistencias.
En el caso de los tipos rama, Jimena y Mesnada destacan por sus buenos cuajes con calor, precocidad, color rojo intenso y buena postcosecha, gracias a la consistencia de sus frutos. Las dos únicas diferencias entre ambos radican en el vigor de planta (intermedio en el caso de Mesnada y alto en Jimena), y en el calibre.
“Jimena ofrece frutos de calibre M+, mientras que los de Mesnada son una M”, detalla Loli García, delegada técnica en Almería de Intersemillas.
Los nuevos peras son Alcaraz y Ferrero, dos materiales para exportación, de calibre M homogéneo durante todo el ciclo (el de Ferrero algo mayor) y que responden muy bien tanto en condiciones de calor como de bajas temperaturas. “Nuestro objetivo es poder competir con la variedad líder por todo lo que aporta Alcaraz”, afirma García.
Tanto las ramas como los peras tienen en común, un completo paquete de resistencias, destacando la triple resistencia a virus de la cuchara, spotted y ToBRFV, a excepción de Ferrero, que no cuenta con resistencia a spotted, pero sí a nematodos.
En rosa, Roisin. Al igual que todas las demás, está recomendado para trasplantes de principios de agosto en adelante, y adaptada a condiciones tanto de frío como de calor. Su planta es de entrenudo corto y sus frutos homogéneos, de hecho, “los cinco tomates de un mismo ramo son iguales”, apunta García, quien destaca, asimismo, su buen cierre.
Y en cuanto a resistencias, además de al virus del rugoso, tiene resistencia al virus de la cuchara.